La torta bizcochuelo es la base perfecta para todo tipo de tortas que quieras preparar, ya que las combinaciones son casi ilimitadas. Puedes cortar el bizcochuelo a la mitad y rellenarlo de dulce de leche o de crema o de lo que tengas a mano o te guste más.

También puedes cortarlo en 2 o 3 mitades y rellenarlo con diferentes opciones como la combinación de dulce de leche y crema quedan muy bien.

Además podés cubrir todo el bizcochuelo por fuera para lograr una torta muy profesional. Sobre esa cubierta que puede ser de chocolate o de crema, puedes dibujar lo que quieras o las letras del feliz cumpleaños.

Espero te sirva y nos cuentes que tal te salió.